jueves, 8 de octubre de 2015

MAL CAMINO CUANDO NO SE QUIERE ESCUCHAR


Ayer el primero de los españoles, nuestro Jefe de Estado el Rey Felipe VI visitaba el Parlamento Europeo invitado por esta institución europea para dirigirse a sus señorías los eurodiputados. Un acto que ha sido aprovechado por los representantes de la coalición Izquierda Unida para faltar el respeto a su Jefe de Estado y a muchos españoles. Y es que a Izquierda Unida, después de haber sido adelantada por su izquierda y de ver como cada día tiene menos apoyo ciudadano, solo le queda hacer este tipo de cosas para llamar la atención e intentar lograr algo de notoriedad. Aunque me parece a mí que ya ni por esas remontan el vuelo, por muy de izquierdas que quieran aparentar. Mal camino el de estos políticos cuando no se quiere ni escuchar.

Porque uno puede ser muy republicano, muy progre o muy lo que sea, pero no se debe sobrepasar la línea de la mala educación cuando eres un cargo público y, además, dar la espalda al Rey de tu País, ni al de cualquier otro país democrático; más cuando tengo por seguro que si el que hubiera intervenido ayer ante el Parlamento Europeo hubiera sido el dictador cubano o un representante bolivariano seguro que se habrían puesto en primera fila y habrían aplaudido como lo que son…


Y por otro lado ahí tenemos a Podemos, que con planteamientos ideológicos muy similares a los de Izquierda Unida sí ha escuchado el discurso de Felipe VI, aunque no haya aplaudido y, posteriormente, ante la prensa lo haya criticado.

Como podréis imaginar tampoco veo con buenos ojos la actitud de la formación de Pablo Iglesias, pero me parece mucho más madura y lógica que la de sus “íntimos enemigos” de IU, porque esta vez no se han dedicado a colocar banderas anticonstitucionales en un Parlamento.

Y lo peor de todo es que de aquí al 20 de diciembre nos esperan muchos más esperpentos como el vivido ayer. Todos con la intención de rascar algún voto. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada