lunes, 16 de febrero de 2015

EN DIRECCIÓN CONTRARIA


Ha publicado estos días el diario ABC una noticia que me ha llamado mucho la atención; resulta que la Junta de Andalucía no incluye las tildes en los mensajes que, vía SMS, desde los colegios se envían a las familias utilizando el programa conocido como PASEN, supuestamente amparados en una medida económica, es decir, con el único objetivo de ahorrar.

Sí, lo que estáis leyendo, la Junta de Andalucía obliga a los profesores a escribir con faltas de ortografía para así ahorrarse unos euros;  lo que me gustaría saber es cuanto se ahorran las arcas públicas con esta medida…

El caso es que, según contaba ABC, al profesorado le ha sentado muy mal la medida de la Junta, principalmente al profesorado de Lengua, que no conciben que la Junta de Andalucía pretenda ahorrarse unos céntimos a costa escribir con faltas de ortografía. Porque con qué cara, por ejemplo, se le dice a unos padres que su hijo ha suspendido por no acentuar correctamente  y luego se le envía un SMS sin tildes. Pues eso, que no tiene sentido. Luego pretendemos que nuestros jóvenes escriban correctamente, sin utilizar “K” en lugar de “que”, por ejemplo.

La verdad es que la imagen que dan los profesores enviando mensajes  de texto con faltas de ortografía es pésima, algo que impone la Junta de Andalucía. En ese sentido, responsables sindicales indican que no están de acuerdo con esta medida porque “nos parece ridícula e inapropiada ya que no nos pueden pedir a unos docentes que no mantengamos la corrección ortográfica que defendemos en nuestras aulas”.  Y es que esa es la imagen que la administración de Susana Díaz da del profesorado andaluz, la misma a la que luego se le llena la boca hablando de cultura. Pues señores (y señoras) de la Junta, si pretendemos tener una sociedad culta y avanzada hemos de empezar por escribir bien y esta medida va en dirección contraria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada