martes, 7 de marzo de 2017

QUE EL PODER FRENE AL PODER, por @Parnasillo vía @ElDiestro_


Si recordamos la última reunión de la Comunidad de Propietarios tendríamos un ejemplo de lo que se acerca a un sistema asambleario. Entonces nos podemos plantear algunas cuestiones interesantes tales como: ¿Fue fácil ponerse de acuerdo?,  ¿quiénes llevaban la voz cantante?, ¿quién moderaba?, ¿se juntaban algunos vecinos para formar su pequeño grupo de presión? Ahora imaginemos una asamblea de todos los vecinos de una población de veinte mil habitantes intentando tomar decisiones ejecutivas por medio de una asamblea.

Los sindicatos y a los que les gusta calificarse como de “izquierdas” se sienten como pez en el agua dentro de los sistema asamblearios: si bien es cierto que resulta una forma de democracia directa, también es cierto que las izquierdas tienen experiencia en manipular grupos asamblearios y poseen unas técnicas fruto de esa experiencia que utilizan con habilidad . Para lograrlo la estrategia a utilizar en la asamblea la llevan muy preparada y actúan en grupo. Utilizan la filosofía de la corrección política y su falsa superioridad moral para barrar de raíz ciertas propuestas, ridiculizar en grupo otras con gestos o comentarios y gritos espontáneos, y otras muchas opciones que forman parte de su arsenal. Utilizan el escarnio descarnado, mofas y risas o gritos en contra; silban o aplauden a rabiar cuando se propone y sale lo que ellos quieren ¿Quién no los ha visto actuar en las fábricas, las asambleas de estudiantes, de profesores? Especialmente en las de estudiantes y fábricas aparecen por generación espontánea grupos de los más variopinto a quienes nadie ha visto nunca pulular por la facultad, el instituto o la fábrica. En seguida se localizan dónde están distribuidos las pequeñas camarillas de presión que asienten ante las consignas, niegan con gestos de desaprobación e incluso muestran actitudes violentas cuando el viento no les es favorable con uno que se lanza y otros que lo aguantan para que no pegue al que le ha contravenido. Todo un teatrillo preparado para quienes creen que van a tomar alguna decisión en la asamblea, cuando esta decisión ha sido tomada de antemano.

Seguir leyendo en El Diestro

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada