jueves, 15 de octubre de 2015

DESDE MI LENTE INTRAOCULAR: Cayetana, Montoro, Arantxa, Alaya…, por @AntoniodlTL

Hoy contamos con una nueva colaboración de Antonio de la Torre, en la que hace un repaso a la actualidad Nacional. Y es que el tiempo vuela y como dice don Antonio, las noticias se acumulan. ¡Feliz jueves!


Tras unos días de reposo visual, aunque con el oído atento,  debido a la eliminación de una catarata en mi ojo derecho –debo decir que exitosa y nada traumática, salvo el previo, en lo que a “susto” se refiere- vuelvo a la actualidad del día a día y la acumulación de noticias se desborda.

Empiezo la mañana con la carta de Cayetana Álvarez de Toledo al Presidente del Partido Popular, no por esperada menos… ¿sorprendente?, en la que le “anticipa” su “deseo de no volver a formar parte de su candidatura”. Es decir, cinco minutos antes de que salgan las listas y de que se haga público lo que ya era de sobra conocido dentro y fuera del Partido Popular, que Mariano Rajoy no iba a contar con ella para las próximas elecciones, Dª Cayetana tiene este quijotesco acto de "valentía" y anuncia su "deseo" de no volver a presentarse. No seré yo quien discrepe de su “meditada” e interesante argumentación, pero la considero muy a destiempo e inoportuna.

Desde que apareció como portavoz de Libres e Iguales, hace un año, más o menos, creo que está sobrando en el Congreso -tal vez antes, si consideramos sus  iniciativas parlamentarias que, al menos yo, desconozco-, pero debe ser más cómodo llevar la portavocía de esa Plataforma y seguir cobrando y disfrutando del soporte que da el escaño; fuera hace mucho frío. En ese momento ya era clara su disidencia y discrepancia con la actual cúpula del PP. Si, entonces, escribe esta carta y se va, tendría todos mis respetos. Así, no –sigo “haciendo amigos”-. Le pongo como ejemplo a don Manuel Pizarro quien, al verse ninguneado por Rajoy, que lo llevó nada menos que de número dos en las últimas elecciones, dejó el escaño y se fue. Eso es lo que, a mi juicio, debe hacer una persona que discrepa con el que lo pone.

Y el Ministro de Hacienda se “despacha” en una entrevista en El Mundo y, según qué medio se lea, “arremete” contra todo “bicho viviente” de su partido. Recomiendo su lectura en la que se puede ver el lado oscuro de ese puesto tan denostado por todos.

No voy a ser yo quien defienda al Sr. Montoro. Él sólo se bastaría y, a buen seguro, lo sabría hacer bien. Solo dejo aquí la misma reflexión-pregunta que he expresado reiteradas veces en mis artículos y comentarios dirigidos al Presidente de Gobierno. Sin poner en duda la trascendencia y el mérito de lo hecho para evitar el más que evidente rescate que la economía española hubiera necesitado de haber seguido por la senda que nos llevó la política económica errática y ruinosa de Zapatero ¿no habrían funcionado mejor las cosas, para los españoles en general y para el Partido Popular en particular, de haber aplicado una política de recorte del gasto real y profunda, ajustando a las autonomías despilfarradoras y en quiebra,  junto a la política fiscal basada en los recortes del poder adquisitivo a base de “meter la mano” en los bolsillos de los ciudadanos mediante la subida de impuestos directos e indirectos?

Después, si Aznar es oportuno o no en sus comentarios críticos, que seguramente no lo es; si los “enciclopédicos” tertulianos sentencian sin un conocimiento de causa exhaustivo sobre lo que opinan; si el Ministro de Economía ha hecho mejor o peor “su trabajo”, etc., lo dejo para la opinión del lector que será casi tan diversa como lectores haya. Los españoles somos así.

En lo que sí estoy de acuerdo con lo que dice don Cristóbal Montoro es en la falta de dignidad de  Pedro Solbes y Miguel Sebastián que ahora dicen “que lo vieron venir, que avisaron de la burbuja pero no les hicieron caso”, pero no se fueron. También en considerar a Ciudadanos como «un partido de aluvión» cuyos gurús económicos, Luis Garicano y Francisco de la Torre, no lograron los cargos que deseaban en la Administración Rajoy. ¿Será cierto esto? “Piensa mal y acertarás”, dice nuestro sabio refranero. Y, por supuesto, en que “el PP tiene que levantar la cabeza”, ¿lo hará? Dicho queda.

Sigue el día con la anunciada dimisión de la Presidenta del Partido Popular de Vascongadas, la guapa Arantxa Quiroga. En Mayo de 2013, cuando se comentaba su posible nombramiento, escribí esto: “si se consuma lo que parece, y acepta su nominación a dedo como Presidenta del PP de Vascongadas, un nombramiento de despacho, tengo que expresar mi enorme decepción, que se convertiría en total, si su primera decisión no fuera convocar un Congreso Extraordinario, libre y abierto a todos los afiliados del PP en la región… Lo contrario, asumir esa responsabilidad sin más refrendo que la decisión de Basagoiti consensuada por Génova 13, supondría un comportamiento que dista mucho de la necesaria democracia interna que debe presidir el régimen interno de los partidos…. Confío en el buen criterio de Arantxa Quiroga para que no acepte ese nombramiento digital que propone el disidente Antonio Basagoiti, sin la condición citada -el inmediato Congreso-, sin más argumento que decir que “se trata de una persona que reúne el consenso de todos”, es decir, el suyo, y quizás el de su segundo, ese lamentable error apellidado Oyarzábal, que puede que aspirase a ese puesto, lo que hubiera sido un despropósito aún mayor…”. Otro gallo le hubiera cantado de haber hecho lo que tenía que hacer en lugar de prestarse a ser el “florero” útil para algunos y seguirles el juego. Tal vez no hubiera sido elegida, pero habría salido reforzada. Ahora se va por la puerta de atrás. La historia se repite.

Merece unas líneas la decisión del TSJ de Andalucía de apartar a la Juez Mercedes Alaya de la causa de los ERE que ella instruyó y podría seguir haciéndolo pese a haber conseguido el puesto de la Audiencia Provincial que le correspondía y que, en otros muchos casos, no ha sido un obstáculo para continuar la instrucción por su titular. Pero claro, en este caso el interés político del PSOE era otro y, ¡oh, casualidad!, el poder judicial toma la decisión que quería el poder político al que doña Mercedes le complicaba la vida. Y no sólo esto, sino que en lugar de pasar la instrucción del caso ERE al juez que le correspondía, su juez de apoyo, en una maniobra propia de la prestidigitación -sorprende, pero tiene truco- aparece repentinamente y por arte de birlibirloque la juez Núñez Bolaños, artista “invitada” de última hora que, ¡oh, nueva casualidad!, tiene una relación de amistad familiar con el hoy Consejero de Justicia de la Junta de Andalucía. No, no piense mal, querido lector, que ha sido, sin duda,  una conjunción de casualidades que el destino quiso así, faltaría más. ¿O deberíamos decir de causalidades propiciadas por algún duende político, que, “haberlos, haylos”?

¿Dirá ahora algo el socio Ciudadanos sobre este cúmulo de casualidades? Que cada cual opine.

Y, mientras tanto, seguimos con las “Carmenadas” de la Alcaldesa de Madrid, que, entre desaliojo y desalojo de terrazas del distrito de Salamanca, recorta el proyecto de Villar Mir en Canalejas, insiste en su obcecación con mantener la fachada del Edificio España pese a las dificultades técnicas y el alto riesgo que ello supone para la compañía Wanda y su cariño con los ‘okupas’ de Patio Maravillas, a los que les ofrece un catálogo de viviendas a elegir, gratis total, claro.

Merece un par de líneas las últimas declaraciones del líder de Podemos, “Coleta Morada”, respecto a su actividad sexual en campaña y su limitación a ocho años de presencia en política activa y una pequeña pincelada a la margarita que sigue deshojando las CUP sobre su apoyo o no a la investidura de Mas como presidente de la Generalidad que, por su parte, sigue en su delirio megalómano de proclamarse como Arturo I de Cataluña.

No está mal para tan pocos días y se quedaron cosas en el tintero. Mañana más.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada