domingo, 9 de marzo de 2014

EL CETRO MODERNO, por @PitiFerrer


Una vez me dijeron que un hombre mostraba su poder con su móvil, sus zapatos y su reloj. Bien, pues si esto es así, una mujer lo hace con sus zapatos y su bolso. Y si no que se lo digan a las blogueras de moda que han hecho ver como natural llevar un bolso de 1.200 euros y unos zapatos de 800 (???).

Como si fuese la versión moderna de un cetro, hay mujeres que lo utilizan como manifestación de su poder. Y otras que han conseguido adueñarse moralmente de los mismos, consiguiendo que los demás los relacionemos (políticamente) con ellas. Ejemplos, la verdad, no hay muchos pero hay quién ha logrado que sus bolsos se impriman de su personalidad.

La Reina Isabel II.

Ella y su bolso, su bolso y ella. Lo que lleva ésta señora en su bolso es todo un misterio pero, lo cierto, es que siempre lo lleva colgado de su brazo izquierdo. ¡Hasta cuando el mismísimo James Bond fue a recogerla a Buckingham palace para inaugurar los Juegos Olímpicos de Londres! (os recuerdo que se “supone” que se tiró en paracaídas). Me cuesta trabajo imaginármela sin él…

Se dice, se cuenta y se rumorea lo utiliza para comunicarse con su personal y que dependiendo de lo que haga con él, las ordenes son una u otras.

Como ella es la más “british” de los “british”, sus bolsos no podían ser otros que los de una casa inglesa como Launer. De hecho ésta firma luce con orgullo el escudo de armas de su graciosa Majestad como proveedor oficial de la misma.

Margaret Thatcher.

Utilizó varios, todos primos hermanos y de un estilo similar a los de la Reina Isabel. Pero el que se merece el nombre de “el bolso” es sin lugar a dudas un Astrey que lució en numerosas ocasiones y que fue subastado en la emblemática casa Christie's por 28.000 euros.

Angela Merkel.

Ésta señora que cuando andar parece que está desfilando, por norma general no lleva bolso. Pero alguna vez sí ha llevado bolso y para muestra un botón: un Longchamp NARANJA que en ella se queda “mu raro”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada